29 ago. 2012

Poema de la Semana: El Último Caso del Inspector - Luis Rogelio Nogueras.



















El Último Caso del Inspector

El lugar del crimen
no es aún el lugar del crimen:
es sólo un cuarto en penumbras
donde dos sombras desnudas se besan.
                                                                                     
El asesino
no es aún el asesino:
es sólo un hombre cansado
que va llegando a su casa un día antes de lo previsto,
después de un largo viaje.

La víctima
no es aún la víctima:
es sólo una mujer ardiendo
en otros brazos.

El testigo de excepción
no es aún el testigo de excepción:
es sólo un inspector osado
que goza de la mujer del prójimo
sobre el lecho del prójimo.

El arma del crimen
no es aún el arma del crimen;
es sólo una lámpara de bronce apagada
tranquila, inocente
sobre una mesa de caoba.

Luis Rogelio Nogueras
-Cuba






El desamor golpea con fuerza en cada palabra del agridulce poema.  Su trama concisa y bastante certera hace creer, por poco, que lo que se lee es una historia corta; sin perder el encanto y la fuerza emotiva de las palabras expresadas como poesía. Una lectura fácil y entrañable que es fácil de imaginar; y que, incluso con su título, logra conseguir en su lector completa atención.

Hablando desde mi punto de vista – que se anonada con lo sombrío y lo que raya en la psicopatía- es un poema fantástico que, habiéndolo indicado ya, hace creer que es un cuento corto, con la información necesaria para dejar que tu imaginación siga volando. Perfecto para la creatividad que ha de ejercitar tu mente.





Luis Rogelio Noguera
Cuba (1945 – 1985)

Poeta, narrador y guionista de cine. Obtuvo el premio “David” de poesía de la UNEAC en 1967, el premio nacional de novela “Cirilo Villaverde” en 1977 y el Premio Casa de las Américas de poesía en 1981.
Publicó en poesía: “Cabeza de zanahoria” (1967); “Las quince mil vidas del caminante” (1977); “Imitación de la vida” (1981); “El último caso del inspector” (1983) y los póstumos: “Nada del otro mundo” (1988); “A la hora señalada” (1988); “Hay muchos modos de jugar” (1989) y “Las palabras vuelven” (1994).




“Luis Rogelio Nogueras no tendrá que preocuparse, porque su sitio es la inmortalidad"
Víctor Cassaus




Encuentra otros de sus poemas aquí


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores