24 sept. 2012

Libro de la semana: "Caín"




En Caín Saramago regresa a los primeros libros de la Biblia. En un itinerario heterodoxo, recorre ciudades decadentes y establos, palacios de tiranos y campos de batalla de la mano de los principales protagonistas del Antiguo Testamento, imprimiéndole la música y el humor refinado que caracterizan su obra.

Caín pone de manifiesto lo que hay de moderno y sorprendente en la prosa de Saramago: la capacidad de hacer nueva una historia que se conoce de principio a fin. Un irónico y mordaz recorrido en el que el lector asiste a una guerra secular, y en cierto modo, involuntaria, entre el creador y su criatura.



Me topé con este libro por casualidad; había ido a la librería muy decidida a no salir con las manos vacías, revise diferentes títulos y autores, y éste fue el que acaparó toda mi atención, desde el nombre terriblemente católico; la portada que me remite a un capítulo de los Simpson donde hablan del creacionismo y de Darwin; el breve resumen que muestra la contra portada: “Qué diablo de Dios éste que, para enaltecer a Abel, desprecia a Caín”; hasta el autor. Al cual ya tenía el gusto de conocer.

Yo no podría definirlo ni clasificarlo. El libro posee una singularidad que no he leído en ningún otro lado, una singularidad que no a muchas personas les guste.

Es un libro que todas las personas pueden leer, sin embargo no a todas les gustara -como todo-, y no es porque sea un mal libro o el autor no lo haya sabido llevar, sino por la pseudo parodia bíblica que representa.

Mas, estoy segura de que si dejaran a un lado a su Dios y se dejaran llevar un poco por éste -ficticio, por supuesto- lo disfrutarían mucho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores