14 sept. 2012

Obra de la semana: "Tata Jesucristo"

Tata Jesucristo (1927) Francisco Goitia.


"Tata Jesucristo es para muchos el cuadro fundacional de la pintura moderna en México. Está pintado con óleo sobre tela en un formato rectangular de 85 por 107 centímetros. La composición es sencilla: triángulos pareados contienen a las dos mujeres dispuestas frente a nosotros a manera de puesta en escena. Una se cubre el rostro con sus manos, la otra nos mira llorosa. Proyectan una tensa calma suspendida en la capilla claustrofóbica. Una vela encendida ubicada entre las dos sirve de enlace y de reforzamiento del carácter ritual del momento.


 También ayuda a propagar la luz cálida y amarillenta. Las formas que estructuran los cuerpos de las indígenas están planteadas a partir de líneas envolventes y sintetizadas. La resolución minimalista de los ropajes sentará las bases para buena parte de las indagaciones formales del muralismo y obra de caballete de la Escuela Mexicana de Pintura.

Goitia también captó en esta mujer las desproporciones y ciertas líneas de expresión grotesca propias de algunos indígenas: las manitas colocadas abajo del mentón de la cabeza descomunal o la dramática expresión facial no son casuales; todo está premeditadamente analizado. Forma es fondo. Las envolturas carnales, el drama del mundo indígena, el verismo intenso de la escena se ven sorprendidos por nuestro voyeurismo. Están presentes todos los dolores. Está presente la compasión de Goitia."


En realidad no soy una experta en el tema, ni siquiera me muevo en él y por ello fue un poco complicado poder elegir una obra. Y bueno, ya que no siempre tendré la oportunidad de hacer notar a los artistas que ha dado mi estado, les presento –por si no la conocían- esta pintura realizada por Francisco Goitia.

Francisco Goitia fue: “un artista sui generis dentro del panorama cultural mexicano ya que se mantuvo al margen de las costumbres sociales de su época y de la corriente pictórica oficial. Aunque perteneció a la llamada Escuela Mexicana de Pintura y Escultura, no participó en el movimiento muralista iniciado en 1922.

Los temas de su pintura de estos años muestran el horror y fascinación que le produjo la guerra. Goitia hizo cuadros que muestran paisajes del norte del país pero, sobre todo, la brutalidad y la muerte que veía cotidianamente.”


Al mencionar la guerra, me refiero a la Revolución que aconteció en el año de 1910, la cual como todas las guerras dejó cientos de miles de vencidos, cientos de miles de mujeres sin marido, hermanos y padres, cientos de miles de oraciones buscando paz, y eso es lo que claramente podemos ver en la obra.

Imagen que no deja de enternecer, ya que el dolor es muy palpable.

Por cierto, quiero pedirles una disculpa por tardarme tanto y por no poder explicar el por qué del nombre de la obra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores