20 jun. 2013

Artista de la semana: Milan Kundera


Hace una par de años, cuando recién comenzaba la carrera, un profesor me preguntó sobre lo último que había leído; Milan Kundera, le respondí. Y a diferencia de lo que esperaba, me miró serio y dijo “Kundera, es de esos grandes escritores que casi nadie conoce, pero que todos deberíamos de conocer por lo grandiosas que son sus obras”. Así que siguiendo su consejo, aquí estoy, hablando de la grandeza de Kundera.






Milan Kundera nació en Brno, Republica Checa en 1929. Estudió Literatura y estética en la Universidad Carolina de Praga, sin embargo antes de concluir sus estudios literarios se cambió a la facultad de cine de la Academia de Praga. Estuvo afiliado con el partido comunista y fue expulsado dos veces de éste. Sus primeras novelas, entre las que se encuentran: La broma (1967), El libro de los amores ridículos (1970) y La vida está en otra parte (1973), atacan con ironía al modelo de sociedad comunista.

Tras la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968, perdió su trabajo y sus obras fueron prohibidas. En 1975, consiguió emigrar a Francia –Donde reside actualmente-.

Su obra más importante es sin duda “La insoportable levedad del ser” la cual en palabras del autor “va más allá de la filosofía y la psicología, tratando de encontrar la esencia existencial de los personajes”.

“Tenía ganas de hacer algo para que ya no le quedara escapatoria. Tenía ganas de destruir brutalmente todo el pasado de sus últimos siete años. Era el vértigo. El embriagador, el insuperable deseo de caer.
También podríamos llamarlo la borrachera de la debilidad. Uno se percata de su debilidad y no quiere luchar contra ella, sino entregarse.
Está borracho de su debilidad, quiere ser aún más débil, quiere caer en medio de la plaza, ante los ojos de todos, quiere estar abajo y aún más abajo que abajo.”
   La insoportable levedad del ser


Las novelas de Kundera suelen ser estudiadas en carreras como psicología por las complejas personalidades y rasgos psicológicos que presentan sus personajes. Un ejemplo sería el Doctor Havel de El libro de los amores ridículos, quién lleva al amor más allá del amor, sólo el puede entenderlo y esto trae problemas a sus posibles relaciones amorosas.

“El encanto erótico se manifiesta más en la deformación que en la regularidad, más en la exageración que en la proporcionalidad, más en la originalidad que en lo que está hecho en serie, por bonito que sea”
 —El libro de los amores ridículos

Personalmente mi libro favorito –escrito por él- es La identidad, quizá porque todos los personajes presentan paranoia, quizá por que es una novela corta y digerible, tal vez mi subconsciente intente decirme algo, quién sabe. 

Hablar sobre tu libro favorito de Kundera ha de ser cómo estar haciendo el test de Roschach.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores