15 jul. 2013

Libro de la semana "Sputnik, mi amor"














Sputnik, mi amor: Del mismo modo en que, en el viaje del satélite ruso Sputnik, la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito, en Tokio tres personajes se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire; pero ella, quien se considera la última rebelde, tiene una única obsesión: ser novelista. Sumire conocerá a Myû, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y juntas emprenderán un viaje por Europa tras el que nada volverá a ser igual.



Escuché a muchas personas hablar de este libro; de lo maravilloso que es y de lo fácil que le es transportarte. No fue hasta que estuve en la librería con el excedente suficiente para comprarlo, que me dieron ganas de leerlo. Mi mamá lo leyó primero, no le gustó. Le dejé arrumbado un tiempo, pero cuando por fin lo leí, no me sentí tan decepcionada. No fue hasta que me atreví a releerlo que comencé a entender el punto del autor.

El narrador no tiene nombre, implícitamente hace saber que no hace falta saberlo, a pesar de ser él quien cuenta la historia, ésta no tiene espacio para nadie más que Sumire. Ella no es lo que se podría considerar como normal, ella impone sus propias reglas para todo, y puede que eso sea lo que la llevó a confundirse en el camino.

Posee una narración muy sencilla, se lee rápido y está lleno de situaciones que des automatizan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores