17 sept. 2013

Canción de la semana: Java - Cortázar/ Cedrón/ Cantón



La java fue un estilo musical francés que emergió en los inicios del siglo XX. La música de carácter popular me atrae, y éste ritmo, que era muy bailado en los puertos, captó mi interés por su caudal de adioses y lejanía.Yo andaba tras su pista, en las vacaciones de verano pasadas, porque tenía ganas de viajar con los oídos y de dejar que me conmoviera. No muy lejos llegué con mi indagación de éste género, mas en la marcha tropecé con la pieza que les voy a presentar.

Terminé en un lugar completamente apartado de mi destino inicial. Pretendiendo ir a Francia fui a dar a Argentina. Lo de "apartado" es mero formalismo geográfico, pues durante el siglo XX ambos países, inmersos en los focos de sus respectivos desarrollos culturales, se encontraron en la calle y se estrecharon las manos.

Y así, la java y el tango se vieron a los ojos.

En la canción Java somos partícipes de éste encuentro, que nos es contado desde varios ángulos. Un bandoneón, tan despiadado como el tango exige, es maestro de ceremonias desde una esquina del puerto. Cuerdas distantes acompasan el oleaje que se enciende y se adormece, cuerdas cercanas erizan el escozor de la despedida. Descubrimos eco, indicio de ausencia; asimismo entre el éxtasis del tango se abren resquicios a través de los que se asoma una java tímida.
Luego zarpa una voz como de roble, pero que no es una, sino son dos. Fusionadas están en ella la que conduce el relato desde su vaivén de garganta grave y la que lo hace desde las entrañas líricas del mismo.
En las letras hay coyuntura de español y francés, vestigio de un abrazo cultural.

Nos quedaremos solos y será ya de noche.
Nos quedaremos solos mi almohada y mi silencio
y estará la ventana mirando inútilmente
los barcos y los puentes que enhebran sus agujas.

Yo diré: Ya es muy tarde.
No me contestarán
ni mis guantes ni el peine,
solamente tu olor, tu perfume olvidado
como una carta puesta boca abajo en la mesa.

C'est la java
D'celui qui s'en va
C'est sa java
C'est ma triste java

Morderé una manzana fumaré un cigarrillo
viendo bajar los cuernos de la noche medusa
su vasto caracol forrado en terciopelo.
donde duermen tus senos quemados por la luna

Y diré: Ya es de noche
y estaremos de acuerdo, oh muebles oh ceniza
con el organillero que remonta en la esquina
sus títeres de luna para los niños pobres

C'est la java
D'celui qui s'en va
C'est sa java
C'est ma triste java

Es justo, corazón, la canta el que se queda, 
la canta el que se queda para cuidar la casa.


La canción, por último, es aleación de la música de Edgardo Cantón, la voz de piedra de Juan Cedrón y las características letras de Cortázar.
Espero que los embriague tanto como a mi.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encuentras todas las entradas por categoría o autora específica:

Seguidores